sábado, 9 de agosto de 2014

Sexy con canas (o el terror de las estilistas)

"Mira nadamás cuántas arrugas tienes, deberías inyectarte bótox", me dijo mi madre hace no mucho tiempo...
Y es que sí, tengo arrugas, canas y demás, pero tengo 32 años, que si bien no son 60, tampoco son 15.

Resulta que desde que tenía unos 16 años que me pintaba el cabello y hoy lo he dejado de hacer.
Pero...¿qué? ¿escribir en un blogg mis extraños tips de belleza? Nel. Pero creo que es necesario platicar que después de todo uno es como es y se acabó. Puedes hacer todo lo que quieras pero si no eres pelirroja, pss nunca lo vas a ser, o si te salen arrugas por que uno va creciendo, bueno, pues es normal y si no quieres envejecer, pues muérete y se acabó.

Me he dado cuenta con la edad que uno mismo es toda una belleza con eso: con la edad.
Por que aunado a ello vienen cosas muchísimo más interesantes que el típico verse siempre jóven y radiante, vienen éxitos laborales, vienen retos, experiencias, y una solidez que va ligada indiscutiblemente con el tiempo.

Han de saber que soy una persona que se aburre fácilmente, que odia los árboles verdes porque "siempre están verdes", todo es porque me encantan los cambios, aún y que éstos sean cíclicos me encantan. El centro del país me enseñó a esperar, a dar tiempo para que sea temporada de los chiles en nogada o de lluvias, el norte con los árboles y sus estaciones me enseñó que todo cambia, incluso uno mismo.

No sé, talvéz un día vuelva a caer y me tiña el cabello de rojo. Pero por lo pronto estoy en el proceso de aprender a verme tal cual soy, con arrugas y canas, sí, pero con la enorme satisfacción de seguir creciendo*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada